Chris Haughton, es diseñador y autor de libros infantiles o “álbumes ilustrados” como se les llama ahora con corrección. Y es a través de los libros que sacamos mi hija y yo de la biblioteca pública como estoy descubriendo talentos increíbles y sobre todo muy artesanales, muy low fi.

El libro con el que empezamos a querer en casa a Chris fue “Shhh, tenemos un plan”. Un libro delicioso donde el argumento se desarrolla casi sin texto y donde se aprecia el talento de Chris para crear atmósferas y gestionar el color con una curiosa mezcla de sofisticación y desmaño.

Pero lo que hace especial a Chris Haughton más allá de su talento para la ilustración y la composición es que en su carrera se ha dejado llevar realmente por sus inquietudes éticas. Chris contactó, a través de un amigo de su novia, con People Tree (una compañía que produce con los estándares del Comercio Justo) y empezó a ver que era un campo que le apetecía explorar y que encajaba con sus preocupaciones personales y ahí comienza una aventura que no se ha cerrado hasta ahora.

Haughton se ofreció primero a colaborar de manera voluntaria con People Tree en una línea de camisetas estampadas que literalmente volaron de las estanterías agotándose rápidamente

Después siguió más ropa y un mural para Top Shop. El siguiente paso fue una animación para un documental sobre iniciativas micro financiadas.

Durante 2010 y 2011 Haughton se trasadó 8 meses  a Nepal e India donde se dedicó a desarrollar líneas de productos de comercio justo entre los que está esta preciosa colección de alfombras realizadas a mano de manera artesanal con lana tibetana para madebynode.com una empresa de la que también es fundador. El video que acompañó el lanzamiento es genial, echadle un vistazo.

Pero hay más proyectos preciosos que colocan a Chris entre los superhéroes vengadores del diseño en su faceta más social. Está sin ir más lejos la decoración en 2015 del ala infantil del  Royal London Hospital en Whitechapel.

Este encargo hizo que se plantease por ejemplo cómo hacer la señalización comprensible a los niños y niñas más pequeños que iban a ser los habitantes de ese espacio. Así surgió la idea de dar a cada puerta y a cada habitación la personalidad de un animal, por eso hay una habitación del león, del loro, del pez… Al conjunto añadió algunas alfombras de animales que dieron a cada ambiente un aire cálido y hogareño en lugar del viejo aspecto hostil y esterilizado de las habitaciones hospitalarias. Además algunas zonas exigieron un tratamiento extra como la habitación de juegos que tiene un mural en el que una pandilla de monos vestidos de doctores tocan jazz! o el laaaargo corredor de 31 metros donde una colorida serpiente es examinada por un doctor con estetoscopio.

Gracias Chris!

Si quieres más visita su página web: www.chrishaughton.com

Puedes formar parte de nuestra página de Facebook aquí ¿Eres artista y quieres hablarnos de tu trabajo? Escribe a redaccion@byfanzine.com

Tus opiniones

opiniones

No Hay Más Artículos

Cookies!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

eh!!

TOD@S SOMOS ARTE

Llévate nuestras cosas a casa. Algunas novedades y curiosidades. También artistas y series. Pequeñas dosis de arte y cultura.