Entrevistamos a Irene G. Punto escritora madrileña nacida en 1980. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Integral. Ha trabajado como redactora en diferentes revistas como DON, DT, NOX, Men´s Health, ELLE, Mía, Tú Puedes o Arte de Vivir. Actualmente compagina su faceta de periodista y escritora con la de profesora, puesto que imparte clases de Escritura Creativa en la Universidad Nebrija en el grado de Periodismo.

Su relación con la poesía nace con 9 años, edad en la que empieza a escribir. Hace cuatro años saca su primer libro “Micropoesías, Macrocorazón y Mercromina” con la editorial Torremozas. Este librito contiene pequeños latigazos de una poesía irónica, gamberra, contradictoria, cómica, dulce, desconsolada, penetrante y risueña. Como la vida misma. El libro va por su tercera edición. Hace dos saca su segundo libro, “Punterías” (Ed.Torremozas), en el cual sigue indagando en el género de la micropoesía. Este libro es, durante cuatro meses, uno de los más vendidos de Casa del Libro de Gran Vía.

En marzo de este año ha salido su tercer libro, “Carrete Velado” de poesía y fotografía con la Editorial Aguilar. Un poemario muy original en donde las rimas y las instantáneas bailan al mismo ritmo dejando que sea el propio lector el que termine de entender cada poesía con su propia interpretación.

Otros de sus medios de expresión es un “recital musical” fuera de lo convencional bajo el lema “Poesía es nombre de mujer”en el que recita junto con Victoria Ash, Loreto Sesma, María Blanco y Diana Zahé a la guitarra combinando actuaciones breves de poesía y canciones. Además en sus redes sociales publica poesía a diario.


P.¿Qué es para ti la poesía, desde cuándo eres poeta?

R.La poesía es algo que se lleva dentro y de vez en cuando se vomita poco a poco, verso a verso. Pero sale tan de dentro que aún no se bien desde donde escribo. Quizás ese es el misterio. Escribo desde que tengo 9 años. Un día salí de mi cuarto después de ver el telediario y le hice una poesía a Sadam Husein para que parara la guerra del Golfo, y desde ese día, ha sido mi lenguaje oculto. Mi yo más personal, casi veinte años escribiendo sólo y para mí hasta hace 5 años que doy el paso de publicar. Pero reconozco que doy ese paso cuando conozco la micropoesía, puesto que este género me permitía utilizar el humor, el doble sentido y la metáfora. Así sentía que no me desnudaba tanto. Lo más íntimo que he escrito en mi aún se está quedando para mí. Creo que para el siguiente libro empezaré a enseñar un poco más la patita.

P.¿Quiénes son tus musas?

R.La vida. Mis experiencias. El amor. En realidad, y a pesar de que yo me escondo detrás de mis palabras, uno se inspira en su propia piel.

 

P.¿Cúal es tu punto fuerte y débil?

R.Quizás sea el mismo… La sensibilidad, que por un lado hace que vivas todo con mucha emoción y eso es perfecto para escribir, pro claro, también tiene su lado oscuro.Todo duele más. Todo se sangra el doble.

 

P.¿En qué momento decides dar el paso a escribir libros y por qué?

R.Es justo cuando me empiezo a interesar por el género micro. Conozco a otros poetas, indago en el género y me pongo a escribir. Ahí veo que me empiezo a sentir cómoda en el lenguaje del muestro pero no enseño. Pensé en una idea, la llevé a cabo y la mandé a varias editoriales. Y de repente, recibes una llamada cuando das todo por perdido de “queremos conocerte” de una editorial. Y ahí empieza toda esta maravillosa locura.

 

P.Tu viaje a Argentina te dió la mirada de las 10.000 leguas. ¿Qúe descubriste allí de ti?

R.A ser. A ver. A sentir. A volver a empezar. Es la experiencia más fuerte que he vivido en mi vida. Y de ahí sale una Irene más pura, con menos capas, más de verdad. Cuando uno ve, nunca vuelve a ser el mismo. Para bien o para mal, el año que viví en Argentina en un comedor social con niños mató a una Irene ( que a veces también echo de menos) e hizo renacer a otra. Más posicionada, pero también, y esto es importante decirlo, más triste… Porque vi. Y ya es difícil volver a cerrar los ojos. Por eso echo de menos en ocasiones la Irene que reía más.

 

P.¿Dónde te ves en 10 años?

R.Pues ni idea. Mi vida cambia tanto y tan deprisa que no tengo ni idea. No sé si en periodismo puro y duro, en el mundo de la literatura, en la poesía o dando clases. Llevo tanto anclada en el pasado y planificado mi futuro, que estoy trabajando mucho vivir mi presente. Así que a mi yo del futuro le deseo que sea feliz, mientras tanto seguiré remando hacía mí.

 

P.Tres libros publicados, ¿te faltan un árbol y un niño?

R.Pues el árbol ya está plantado, así que el niño o la niña será bienvenido o bienvenida cuando quiera venir. Yo ya le estoy esperando.

 

P.¿Cúal es tu meta en esta vida?

R.Suena muy tópico pero ser feliz. Cada vez a más ratos y por más motivos. Pero soy más de camino que de meta.

 

P.¿Qué legado quieres dejar?

R.Buenos momentos con las personas que de alguna manera han pasado por mi vida.

 

P.Ahora das clases en la universidad de Nebrija, ¿qué quieres que tus alumnos aprendan contigo?

R.Doy clases de Escritura Creativa, son clases muy libres donde escribimos mucho, leemos mucho e intento que se conozcan mejor. Porque sólo desde ahí, desde el autoconocimiento, uno se puede ir formando como escritor. Me gustaría que después de mis clases hayan adquirido una rutina de escritura, cada uno a su ritmo, a su estilo, pero que poco a poco encuentren en ése hábito una nueva forma de divertirse. De ser. Y de vivir. Y reconozco que con alguno lo he conseguido.

 

P.”Me levanté lo antes que pude, pero amaneció a la misma hora” dices en tu libro “Micropoesía, Macrocorazón y Mercromina” , ¿tienes alguna rutina poética que te ayuda a escribir?

R.Para eso soy muy caótica, escribo cuando sale. Cuando algo de repente me inspira. Siempre apunto todo lo que me llama la atención en el día: palabras, conversaciones, olores, problemas, dudas… Y desde ese material suelo escribir. Pero rutina como tal no tengo pero escribo algo casi a diario.

 

P.Con los shows micropoesía, sois las Rat Packs de la poesía, ¿qué buscáis en los shows y cómo sale el público de ellos?

R.Pues intentamos hacer algo diferente… Poesía es Nombre de Mujer es el resultado es la unión de cinco mujeres que han decidido hablarle al mundo en rima, prosa y con acordes. Miradas de mujer para un espectáculo hasta ahora mayoritariamente masculino. Hasta ahora hemos recorrido más de 10 ciudades por toda España recogiendo mucho éxito y llenando cada sala en donde hemos recitado.

 

P.Tu poesía habla mucho sobre la fuerza y el sentir de la mujer. Te casaste hace ya tres años, ¿qué te aporta el hombre que te acompaña?

R.La tilde en la palabra poesía. Que si bien la palabra se puede leer bien sin ella, sin ella, ni suena igual y ni está correctamente escrita..

 

P.Y para poner un punto seguido que no final a esta entrevista, ¿nos regalas una rima?

R.Para que nada ni nadie os dañe… Que mi poesía os acompañe.

 

Web de Irene G. Punto

Puedes formar parte de nuestra página de Facebook aquí.

Tus opiniones

opiniones

No Hay Más Artículos

Lo de las cookies que ya sabes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

eh!!

TOD@S SOMOS ARTE

Llévate nuestras cosas a casa. Algunas novedades y curiosidades. También artistas y series. Pequeñas dosis de arte y cultura.