Richard Tuschman. Un maestro de la fotografía pictórica.

Lo primero que pensamos cuando vemos una obra de Richard Tuschman es si se trata de una foto o un cuadro. Su estilo fusiona de forma magistral el diseño gráfico, la fotografía, la pintura y el collage, para ofrecernos increibles fotografías.

Afincado en Nueva York, donde nació en 1956, empezó trabajando en estudios de grabado e impresión después de pasar por la Academia de Bellas Artes de Michigan. Enseguida se sintió atraido por los procesos de retoque fotográfico, y con la llegada de herramientas como Photoshop y muchas horas de estudio y trabajo, ha desarrollado un estilo muy personal que combina de manera sobresaliente la fotografía con la pintura y las técnicas de collage.

tuschman

Un estilo que le ha permitido posicionarse de manera especial en el sector comercial. Su trabajo está presente en portadas de revistas, libros, carteles, catálogos, publicidad, en encargos realizados para marcas como Adobe, New York Times, Sony Music, Random House o Penguin.

No sólo realiza trabajos para empresas, sino que es autor de varias series de fotografías que no dejan de ser expuestas pot todo el mundo. La más famosa es la serie homenaje al gran pintor estadounidense Edward Hopper. Un increible trabajo que combina maquetas en miniatura, construidas a mano, con modelos humanos reales, que posteriormente ha combinado con Photoshop.

Así define el propio Tuschman la serie:

“Hopper Meditations es una respuesta fotográfica personal a la obra de Edward Hopper. Siempre me ha gustado la forma de pintar de Hopper, que con una gran economía de medios consigue que sus pinturas sean capaces de hacer frente a los misterios y las complejidades de la condición humana.

Colocando una o dos figuras en un espacio íntimo, humilde, Hopper crea escenas tranquilas, psicológicamente convincentes y con historias abiertas. Los estados emocionales de los personajes parecen oscilar, paradójicamente, entre la ensoñación y la alienación, o quizás entre el anhelo y la resignación. La iluminación dramática aumenta la carga emocional, pero cualquier interpretación final se le deja al espectador. Estas son las cualidades que admiro de sus obras y que yo espero transmitir también en mis imágenes.

En otros sentidos, mis fotos divergen de las pinturas de Hopper. El estado de ánimo general en mis trabajos es más sombrío, y la iluminación es menos dura que en los de Hopper. Estoy tratando de conseguir un efecto, tal vez más cercano a la iluminación de claroscuro de Rembrandt, otro pintor al que admiro mucho. Me gustaría que la iluminación actuara como casi otro personaje, no sólo iluminar la forma de las figuras, sino que también se haga eco y evoque su vida interior.

Me gusta pensar en mis imágenes como dramas para un pequeño escenario, con las figuras como actores representando uno o dos papeles. Los personajes, por su apariencia, están enraizados en el pasado, en algún lugar a mediados del siglo XX de Hopper. Para mí, eso aumenta el aspecto onírico de las escenas. Los temas que evocan, soledad, alienación, anhelo, son atemporales y universales”.

Hopper Meditations es su colección más famosa, pero no la más reciente. Su último proyecto se llama “Once Upon a Time in Kazimierz” y cuenta la historia de una familia judía en la Polonia de los años 30, combinando también maquetas realizadas a mano con personajes reales.

tuchman-making-01

Un proyecto que ha llevado a cabo gracias al crowfunding. Tras dos años de trabajar en él, con 9 de las 17 imágenes ya terminadas, pidió ayuda para hacer frente a los costes y poder finalizarlo. Lo consiguió y ahora podemos disfrutar de ésta estupenda serie.

“Pienso en mi proyecto actual, Once Upon a Time in Kazimierz, como una novela de final abierto contada en fotografías. La serie retrata un episodio en la vida de una familia judía de ficción que vive en una calle sin nombre en Kazimierz, el histórico barrio judío de Cracovia, Polonia, en el año 1930. Es un intento de entretejer visualmente los hilos de la historia cultural y de la familia, mientras que rindo homenaje a los pintores que amo, como Vermeer, Rembrandt, Van Gogh, y de Chirico.”

press_couple_in_street press_measuring press_once_upon press_pale press_potato_eaters press_working_morning

Una trayectoria que le valido numerosos reconocimientos, como el American Photography, Print, AIGA, Photo District News, American Illustration, Critical Mass top 50, Kontinent, Exposure Awards 2013 de Lensculture o el Prix de la Photographie de Paris. Además imparte cursos, masterclass y talleres por todo el mundo.

Puedes empaparte de éste artista en su web, www.richardtuschman.com.

Tus opiniones

opiniones

No Hay Más Artículos

eh!!

TOD@S SOMOS ARTE

Llévate nuestras cosas a casa. Algunas novedades y curiosidades. También artistas y series. Pequeñas dosis de arte y cultura.